4/11/09

I miss you


No te das una idea hasta qué punto te extraño. Te recuerdo a cada segundo, cuando veo un póster de Bill y recuerdo tu dulce cara mientras yo lo pegaba, esa carita hermosa de "No entiendo un carajo". Cuando duermo y no esta tu cálido cuerpo a mi lado, tu lengua rasposa lamiendo mi nariz o tus manitas molestas clavándose en mi piel.
Fue mi culpa, sinceramente lo fue, si no hubiera sido por ese odioso accidente, que tranquilamente podría haberse evitado, estarías aca, conmigo.
Te necesito, pero sé que estás mejor, que te curaste, que sos feliz, que no me extrañas ni te hago falta. Quizá mi papá tenía razón y los animales no aman, no sienten.
Y a veces me pregunto por qué no fui egoísta y evité tu partida? Porque si te quedabas acá, morías, lo confirmé hace pocos días, cuando un veterinario te fue a ver y dijo "Pobre, sufrió demasiado, se merece esta tranquilidad, si se quedaba en Bs As, se hubiese infartado", si te quedabas conmigo morías, irónico, no? Y eso que quiero ser veterinaria.
Seguramente pensás que te olvidé, que sigo mi vida, que no me interesa lo que te pase, pero NO, sigo cada paso que das a la distancia, me aseguro de que estés bien, trato de protejerte, como siempre lo intenté, porque estás lejos, pero aún sos mi bebé, mi mentita, mi gatita. Te extraño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

I HAVE A LOT TO SAY TO YOU.