18/5/11

Give me a shot to remember, and you can take all the pain away from me.

Ordenando el cuarto encontré un muñequito de esos que vienen en los kinders, un pequeño Aslan con una Lupa, y casi lo tiro, en un intento de tirar absolutamente todo con el muñequito, pero después me di cuenta de algo. Por más que tire todo lo que me haga recordar, por más que evite mil miradas, y sonría cada dos minutos, por más que sueñe todos loso días, y al día siguiente procure no pensar en el sueño, nadie me va a sacar lo vivido, ni yo misma. Soy la misma de siempre, la misma que se deja llevar, que cree que si piensa que no la van a lastimar, no la van a lastimar, que cree que la vida es una película de Disney, que pase lo que pase, todo va a terminar bien. Y no es así, pero como me gustaría que lo fuera, pero también me gustaría levantarme un día y decir "bueno, fue", pero no se puede, yo no puedo, y realmente, esa frase pedorra de "No te preocupes, el tiempo lo cura todo" no me hace sentir mejor, en lo más mínimo. O sea, yo sé que el tiempo lo cura todo y que todo va a estar mejor, pero qué hago hasta ese momento? Y... Nada, pienso todos los días "Pensar que hace x tiempo, todo era diferente" y recordar por veinte segundos, después pensar que recordando no se cambia nada, y reprimir todo recuerdo otra vez. O peor, me puedo quedar ahí, cada día, a dos metros, sabiendo que aún así, está más lejos que nunca.
Y bueno nada, C'est la vie.