29/8/11

Whoaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Creo que desperdicié toda mi adolescencia yendo de pareja en pareja, llorando cientos de lágrimas, queriendo de más, creyendo que amaba. Y ahora me doy cuenta, sí, gente, ahora, que, relativamente está por terminar mi adolescencia, no valió tanto la pena. Yo lo que buscaba era crecer al lado de una persona, pero no me daba cuenta, que tenía que crecer antes yo como persona y después conocer a otra. Creo que intenté copiar a mi hermana en todo lo que me fue posible, y claramente, no me salió. Pero está bien, creo que todas las personas que conocí, ayudaron a formarme. No, mentira. Necesité un tiempo sola, para darme cuenta de quién soy, para empezar a entender a los que me rodean, cuando antes apenas me entendía a mí misma. No entiendo esa manía que tiene la gente de buscar continuamente a alguien, que tarde o temprano va a terminar apareciendo, ¿ Por qué nadie entiende que no hay nada más lindo que pasar los viajes en colectivo pensando en aguas de colores, pajaritos y unicornios, al ritmo de Lady GaGa, en vez de pasarlo pensando en alguien "especial"?
Bueno, me llamo Blumy, y desde Mayo que estoy libre de relaciones, y hace meses que paso mis viajes pensando en unicornios y en la diversidad social. Sí, en la diversidad social, porque a mí me tranquiliza y me pone de buen humor pensar en unicornios, pero seguramente a la chica que se sienta al lado mío en el tren, le tranquiliza hacer cuentas matemáticas, y quizás esa chica de las cuentas matemáticas conoce a una chica que le gusta pensar en Rosas y en Sarmiento, y esa chica, a su vez está de novia con alguien al cual le encanta pensar en cámaras fotográficas... Sinceramente, ¿No es increíble lo diferente que es la gente y como aún así se esfuerza en convivir en sociedad? Un día me gustaría poder entender la mente de los que me rodean, y la complejidad hermosa de sus pensamientos, esos flashes copados que tiene cada uno y que casi nadie le da bola!
Posta, últimamente veo lo hermoso en lo más sencillo, y creo que eso se debe a que estoy sola, y al fin, estoy empezando a entender cómo soy, y saben qué? Es muy lindo!
Y no, no estoy drogada.

9/8/11

Tengo que dejar de filosofar.

Hoy me sorprendí a mí misma, en el colectivo repleto de seres, mirando a una bebé que lloraba de vez en cuando y pensando "que linda nena", observando las arrugas del rostro de una anciana, pensando en qué lindo debe ser llegar a esa edad con unos ojos tan bonitos y llenos de sabiduría. Estaba mirando a la gente por su lado lindo, estaba mirando a mucha gente linda, que quizás no eran estéticamente agradables para la sociedad, pero se podía ver en sus ojos, que era mucha gente linda. Creo que pensar así es más fácil, está más bueno, porque sinceramente, vivir creyendo que el 90% de la gente es una mierda, no es copado. Últimamente estoy mirando el lado lindo de las personas, estoy respetando los pensamientos de cada una, estoy aprendiendo a aceptar a la gente que antes, no aceptaba, y así, aceptarme un poco más a mí misma.Quizás parece todo una boludez, pero si todos aceptáramos a la gente y entendiéramos que por estar en una sintonía diferente, no significa que no nos podamos llevar bien, sería todo hermoso. Porque cada persona, a su manera, es hermosa, y yo, no me había dado cuenta de eso, lo había escuchado, lo había leído, lo había rebloggeado en Tumblr, pero no lo pensaba. Pensaba en mí, pensaba en que YO no era mala por ser diferente, y era linda a mí manera, pero no pensaba que la gente desconocida lo era también. Creí que era una regla que sólo era válida para mis amigos y para mí, para nadie más.
Y saben qué? La vida es más linda así, tiene más risas, tiene mejores momentos, porque aunque parezca raro, con esa persona con la cual no tenés nada en común, cuyos pensamientos son diferentes a los tuyos, también podés pasar un lindo momento. Y eso, lo aprendí en mi colegio, que aunque parezca una boludez, es una de las cosas más valiosas que me estoy llevando del secundario.
Hace rato quería subir esta entrada, quería compartir las cosas lindas que me pasan, cosas comunes, a las cuales no estaba acostumbrada. Yo creía que el mundo era diferente, que la mayor parte de la gente me iba a señalar toda mi vida, hasta que quiera ser igual a todos, y no quería ser igual a nadie, quería ser sólo yo misma. No sé si hay gente "igual" a otra, pero sé que hay gente muy parecida, en características muy poco... agradables. Esas personas que son cerradas al punto tal que ni hoy sería capaz de pasar un buen momento con ellas. Pero algún día voy a madurar, voy a crecer lo suficiente para ser capaz de aceptarlas. Y espero que esas personas también lo hagan, que todos lo hagan, pero claro, eso ya sería demasiado utópico.